Fuentes fiables afirman que se detectaron momentos inolvidables entre novia y novio e invitados, sin tener la necesidad de consumo de alcohol por encima de la tasa permitida por la ley. Después de la introducción de los medicamentos en el mercado, el porcentaje de divorcios se redujo considerablemente dando un nuevo significado a la expresión "... y vivieron feliz para siempre."